Cursos Relacionados

El profesional de Derecho

Estudios de Derecho

El profesional de Derecho
Miguel Ángel Ortiz estudió Derecho y, hoy por hoy, ejerce como abogado procesalista. Conoce su profesión.
+ Datos


Nombre y apellidos: Miguel Ángel Ortiz Ortega
Lugar de nacimiento: Madrid (pero andaluz de corazón)
Edad:35 años
Formación realizada:
Licenciado en Derecho en la Universidad de Salamanca.


¿Por qué la abogacía?


Por mis inquietudes sociales; la abogacía me ha permitido implicarme en ONG y asociaciones de ayuda a los inmigrantes.

¿Has elegido alguna especialidad? ¿Por qué?


He elegido la especialidad de procesalista -celebración y asistencia a juicios- porque siempre la he considerado la esencia de la profesión. No es la más lucrativa, pero en mi opinión es la verdadera y genuina forma de vivir la abogacía.

¿Cuánto te costó encontrar trabajo?


Me considero un privilegiado porque realicé la pasantía en el despacho de un amigo y, cuando terminé, me asocié con mis compañeros, pero soy consciente de que no siempre es tan rápido y sencillo encontrar un puesto en un despacho de abogados, incluso aquí, en la Costa del Sol, en la que, afortunadamente, hay bastante trabajo.

¿Cuáles son tus planes para el futuro?


La formación constante es esencial y, en ese sentido, mi aspiración es llegar a ser cada día mejor profesional, fruto de la mayor experiencia, pero también de la formación continua.


¿Cómo ves la profesión dentro de 10 años?


La profesión de abogado es tan antigua como las sociedades y, por su función social, recogida en la constitución, garantiza su pervivencia muchos años. Si nos fijamos en el modelo de sociedad dominante, el anglosajón, es donde mayor mentalización se tiene sobre el "abogado de cabecera".

Consejo a un futuro estudiante de Derecho.


Mi opinión sobre la carrera de Derecho no es muy positiva. Elegí la carrera por vocación, pero me desilusionó su contenido. Sin embargo, el ejercicio ha sido todo lo contrario; por eso, aconsejo a los estudiantes que acompañen su formación universitaria con prácticas lo antes posible. Creo que la carrera debería ser tan práctica como las carreras técnicas (Enfermería, Medicina, etc.) y no concibo que, cuando termina la licenciatura, el estudiante no haya pisado un juzgado o una notaría. Animo a los que elijan esta carrera a decidirse por el ejercicio de la abogacía, donde encontrarán una salida profesional gratificante, cuando hayan terminado sus estudios.

Por último, me gustaría hacer una recomendación al estudiante que por fin dé el salto a la colegiación: que no vea el colegio de abogados como algo ajeno. Soy miembro de la Agrupación de Abogados Jóvenes del mío, de la que, actualmente, soy el presidente, y creo firmemente que todos debemos participar. Es cierto que al colegiarse hay que pagar cuotas, pero es mucho más lo que el colegio nos brinda y, precisamente, participando en él, podemos hacerlo algo más dinámico, cercano y fuerte. Además, la defensa de los intereses de los abogados jóvenes es algo necesario, dadas las especiales circunstancias y dificultades de todos los que empiezan.


Radiografía del puesto de trabajo


¿En qué consiste tu trabajo?
Soy el responsable del departamento procesal de mi despacho y por ello soy el encargado de asistir a juicio y realizar los pleitos. Como se suele decir, soy un abogado de primera línea de batalla. Mi despacho se encuentra en plena zona comercial de Marbella, en el centro de la ciudad, y trabajamos tres abogados, un economista, un psicólogo y un informático.


¿Cuál crees que debe ser el perfil de un abogado?
Dependiendo de la especialidad a la que uno se dedique, si, como es mi caso, el ejercicio de la profesión se realiza en estrados, hay que combinar preparación, estudio de jurisprudencia, antecedentes, expresión oral y corporal, estrategia, capacidad de negociación, imaginación e inventiva… Si, por el contrario, la función es de asesoramiento en general, son más importantes las capacidades sociales, comunicativas, etc.

¿Qué aspectos de un abogado consideras que se tienen en cuenta en una selección de personal?
Más que un expediente deslumbrante, creo que se aprecia la capacidad de estudio y de reciclaje, de investigación, de inventiva y de improvisación, las dotes de comunicación, los idiomas y, cómo no, el uso de las nuevas tecnologías.

Nivel de formación requerido
En este mundo competitivo y, sobre todo, con constantes modificaciones legislativas, es importantísimo realizar cursos de reciclaje y, debido a la tendencia de especialización que cada vez más venimos experimentando en los despachos, es interesante hacer algún máster o curso monográfico sobre la materia en cuestión.

Herramientas o materiales que utilizas en tu trabajo
Los habituales de un despacho: ordenador portátil, Internet, bases de datos, suscripciones de revistas sobre Derecho, monografías, textos legales.

Condiciones de trabajo

Horario

En mi caso, el horario de trabajo es totalmente flexible, pero, eso sí, condicionado por los señalamientos de los juzgados. Pero esta flexibilidad también comporta llevarse trabajo a casa y terminar de preparar los pleitos la noche anterior.


Salario

El inconveniente de la rama procesal es que no existe una regularidad en los ingresos y estos están condicionados por la rapidez de las sentencias y de los pleitos. A salvo de la provisión de fondos inicial, normalmente hay que esperar a que los tribunales notifiquen las minutas.