Cursos Relacionados

Max

Ilustrador y madrugador

Max
Max lleva más de 34 años dedicándose profesionalmente al mundo de la ilustración.
Nombre completo:Francesc Capdevila Gisbert.

Lugar de nacimiento: Barcelona.

Edad: 51 años.

Profesión: Dibujante.

Años que llevas profesionalmente dedicándote al mundo del cómic: 34 años.

Formación realizada:

Licenciatura en Bellas Artes en la Universitat de Barcelona.

¿Qué estás haciendo actualmente?


Ilustraciones para el diario El País.

¿Por qué dibujante de cómic?

Lo que más me gusta es inventar historias y dibujarlas.

¿Siempre habías querido dedicarte a la ilustración?

Sí, a los 17 años empecé, primero hacía cómics, pero poco a poco me fueron llegando encargos para ilustraciones y fue algo que también me gustó mucho. En estos últimos 15 años he hecho más ilustración que cómic.

¿Cambiarías algo de tu trayectoria académica o profesional?

No cambiaría nada. Estoy exactamente donde estoy porque he hecho todo lo que he hecho, incluidos los errores, que también he tenido unos cuantos. Pero de los errores se aprende más que de los aciertos.


¿Estás estudiando?

Estudiando concretamente no, pero siempre se están aprendiendo cosas nuevas. Ahora intento aprender un poco de alemán. Tengo un diccionario y una gramática; leo cómics y diarios e intento familiarizarme. Como aficionado, estudio diversos temas, como, por ejemplo, mitología. Y siempre, claro está, arte. Siempre leo y miro con mucha atención libros de pintura, de ilustración, de diseño, de tipografía…


¿Cómo se te ocurren estas historias y dibujos?

No lo sé, me vienen a la cabeza, pero en bruto, y tengo que trabajar mucho para darles la forma más adecuada. A veces me inspira la frase de un libro, de un diario o algo que veo, y a partir de eso empiezo a imaginar. Dejo viajar mi mente tanto como quiera. Lo apunto todo y después decido lo que me servirá. Los dibujos vienen después. También dejo que la mano haga lo que le venga en gana, hasta que encuentro lo que más me gusta. ¡La goma de borrar es una de las herramientas más útiles!


¿Qué destacarías de tu profesión?

Es muy creativa y satisfactoria, aunque a veces me pongo nervioso, como todo el mundo, cuando algo no me acaba de salir bien. Sobre todo, no dependo ni estoy a las órdenes de nadie, ni estoy obligado a un horario (¡lo que quiere decir que acabo trabajando los fines de semana para entregar los trabajos a tiempo!). Soy muy libre, sí, pero a cambio nunca tengo la seguridad de que al mes siguiente pueda ganarme la vida.


¿Cómo es el día a día de un profesional como tú?

Su web

Aquí encontrarás todo lo que te interese sobre él y sus ilustraciones.

Me levanto muy temprano, a las 6.30 o 7 h. Voy al bar y estoy una horita con la libreta, apuntando cosas que creo que más tarde me pueden servir, o hago esbozos de los trabajos que me esperan en la mesa del estudio. Entonces me pongo seriamente a dibujar hasta la hora de comer. Las tardes son para acabar trabajos en el ordenador, contestar el correo, papeleo diverso… Normalmente, a las 19.00 h acabo, porque me toca preparar la cena.


¿Siempre trabajas solo?

Normalmente, sí, pero cuando tengo mucho trabajo busco un dibujante joven que me ayude durante unos días. Mi hija, que está estudiando diseño gráfico, a veces me echa una mano.


¿Qué ha influido más en tu éxito profesional: la suerte, el talento o el esfuerzo?

Todo ha influido, pero nunca se debe confiar en la suerte. Y el talento, sin esfuerzo, se acaba echando a perder. Yo sólo me fío del esfuerzo.


¿Qué planes de futuro tienes?

Nunca hago planes a largo plazo. Estoy contento con mi trabajo y tengo suficiente con poder seguir publicando dibujos y cómics y ganarme la vida así. Si, además, me sale algún trabajo más interesante y difícil cada vez (y más bien pagado), ¡mejor! Este año me dedicaré a hacer un libro nuevo de Bardín, mi personaje actual. Tengo el guión acabado, pero necesitaré un año para dibujar unas 90 páginas. ¡Lo único que no quiero es aburrirme con el trabajo!


EL TEST


Una formación que tienes y que consideras positiva.
Idiomas: inglés y francés. Han sido fundamentales para desarrollar mi trabajo fuera del país.

Una formación que te falta y que crees que necesitas.
¡Catalán! Es mi lengua materna, pero mi catalán es oral (cuando iba al colegio estaba prohibido). Ahora, cuando tengo que hacer un cómic en catalán, necesito un corrector.

Una profesión u oficio que siempre te ha gustado.
La música. Si no fuera dibujante me habría dedicado a la música. Tengo una guitarra eléctrica en casa, ¡pero no paso de los 7 acordes básicos!

Alguien a quien admiras del mundo de tu profesión.
A mucha gente. A Gallardo, por ejemplo, un ilustrador y también autor de cómics magníficos.

Una película que volverías a ver.
Yellow Submarine, la película de dibujos animados de los Beatles. La habré visto una docena de veces en 30 años, ¡y no me canso!

Un libro de cabecera para tu profesión.
Entender el cómic, del dibujante norteamericano Scott McCloud. Nunca lo encontraréis tan bien explicado.

Una ciudad o un país que destacarías en el ámbito del dibujo.
Francia, sin duda. Allí tienen una tradición de cómic muy antigua y sólida. Son muy buenos.

Un consejo a un joven que sueña con dedicarse a la ilustración.
Si es tu sueño, ¡no lo dudes!, pero no esperes un camino de rosas. No es fácil, exige mucha dedicación y esfuerzo, y cuesta mucho conseguir que compense económicamente. Y, como he dicho antes, nunca tienes ninguna seguridad económica para el futuro. Si esto te da miedo, ¡olvídalo! Pero puede llegar a darte una grandísima satisfacción personal.