Cursos Relacionados

El profesional de Telecomunicaciones

Ingeniería en Telecomunicaciones

El profesional de Telecomunicaciones
Jordi Oliver estudió la Ingeniería de Telecomunicación y actualmente trabaja en una empresa del sector.
+ Datos

Nombre y apellidos: Jordi Oliver Hernández-Nieto
Lugar de nacimiento: Barcelona
Edad: 39 años
Formación realizada:
Ingeniería Superior de Telecomunicaciones en la Universitat Politècnica de Catalunya.
Máster en Gestión de Tecnologías de la Información en La Salle (Universitat Ramon Llull).
Master in Business Administration (Executive MBA) en el IESE Business School (Universidad de Navarra).
Máster en Relaciones Internacionales y Comercio Exterior en el Colegio Nacional de Politólogos de Madrid.
Máster en Banca y Finanzas en el Instituto Superior de Técnicas y Prácticas Bancarias.

¿Tenías claro que querías hacer Ingeniería de Telecomunicación?

Sí, tenía claro que iba a elegir una carrera relacionada con la innovación y las nuevas tecnologías, y, en aquel entonces, la licenciatura en Informática estaba muy enfocada a la programación, por lo que preferí tener un campo más amplio.
¿Qué estás haciendo actualmente?

Actualmente trabajo para una corporación tecnológica, dentro de la división de consultoría, centrado en la venta y dirección de servicios de mayor valor añadido (consultoría de negocio y estratégica), aplicados al sector financiero para un conglomerado de 5 países en el sur de Europa.

¿Te costó mucho encontrar trabajo?

A pesar de la crisis postolímpica, fue relativamente rápido. Mi consejo es tener claro a qué nos queremos dedicar antes de buscar dónde queremos trabajar.
Decidir en qué queremos trabajar no significa hipotecar la vida en el mismo trabajo o no poder cambiar de decisión. Redefinir constantemente nuestra trayectoria profesional y estar abierto a nuevas posibilidades es una necesidad permanente. Además, al inicio de tu carrera profesional, puedes permitirte equivocarte en tu elección.
¿Estás estudiando?

Estoy haciendo un doctorado en Administración de Empresas. Me hace mucha ilusión terminarlo algún día, aunque, debido a la carga profesional y familiar, se me hace muy difícil avanzar al ritmo que debiera. Agradezco la paciencia y la comprensión de mis directores de tesis, pero también creo que, en mi caso, es algo que quiero hacer disfrutándolo y sin prisas.
¿Qué planes de futuro tienes?

Me gusta mi trabajo actual y tengo la intención de seguir mi desarrollo profesional en una gran empresa. A medio plazo, no descarto una posible asignación en el extranjero, creo que también sería bueno para mi familia.
Por otro lado, admiro, e intento imitar en la medida de lo posible, a tantos compañeros que son capaces de realizar actividades complementarias de distinta naturaleza, especialmente a aquellos con vocación de aportación de valor a nuestra sociedad, sea cual sea su forma. Las empresas, hoy en día, se ven comprometidas a trabajar también la llamada RSC (Responsabilidad Social Corporativa), en pro de un desarrollo sostenible. Creo que todos deberíamos dedicar algo de nuestros recursos y esfuerzo en lo que podríamos llamar una Responsabilidad Social Personal.

Consejo a un futuro estudiante de Ingeniería de Telecomunicación.

Si solo puedo dar uno, este sería que no se conformen con aprobar, sino que intenten ser los mejores, porque no solo van a competir con sus compañeros y compañeras, sino con el resto de ingenieros de Europa y, cuando lo hagan, deberán comprender el porqué y la aplicación real de lo que están haciendo, puesto que esto es lo que caracteriza a un ingeniero.
Y también les diría que aprovechen la universidad para relacionarse con los compañeros y aprender de ellos. A veces, el ingeniero cae en su mundo interior, sin duda muy rico e interesante, pero, a lo largo de la carrera, te das cuenta de que los mundos interiores de tus compañeros de pupitre son igual o más interesantes que tu propio mundo.
Radiografía del puesto de trabajo

¿En qué consiste tu trabajo?
Management y desarrollo de negocio, gestión de clientes y ventas, gestión de contratos, planificación estratégica, dirección de equipos, seguimiento de tendencias del sector, de la tecnología y la innovación aplicadas a las necesidades de los clientes e identificación y definición de soluciones de negocio y tecnológicas.


¿Cuál crees que debe ser el perfil de un ingeniero de telecomunicación?
Veo al ingeniero de Telecomunicación como un ingeniero con sensibilidad global. Esto conlleva, además de una sólida base de fundamentos y tecnología aplicada, varios atributos, tales como el Dominio (¡con mayúscula!) del idioma inglés, la voluntad de viajar y residir en otras ciudades a lo largo de su vida profesional, la sensibilidad ante otras culturas y la visión socioeconómica del mundo. Asimismo, creo que es importante tener una sensibilidad empresarial y/o espíritu emprendedor, según el perfil profesional de cada uno.


¿Cuál crees que es la situación actual de la profesión de ingeniero de telecomunicación?
La carrera de Ingeniería de Telecomunicación, tal como la entiendo, es la carrera del profesional que ha optado por la innovación y la tecnología como factor de desarrollo económico. No creo que se deba caer en un reduccionismo de las posibilidades que esta carrera supone, partiendo del programa o la enseñanza que recibes en la universidad. De todos es sabido que el capital tecnológico de un territorio conlleva un desarrollo económico importante y el desarrollo de la sociedad de la información se encuentra en una "adolescencia" muy preliminar. Por ello, estoy convencido de que hay grandes oportunidades a medio plazo para la profesión.

Los nuevos ingenieros van a competir con ingenieros muy bien preparados de todo el mundo y van a optar a puestos también globales. En mi opinión, para prepararnos ante esta coyuntura, se debería subir el nivel de exigencia académica -calidad versus cantidad- y se debería incentivar este espíritu de ingeniero europeo o global. Asimismo, se debería reforzar el componente empresarial y de sensibilidad socioeconómica del ingeniero, ya que en sus manos está, en parte, el futuro de nuestra sociedad.


¿Cómo ves la profesión en el futuro?
Creo que vamos por buen camino. La masificación de los últimos años se está corrigiendo, hasta llegar incluso a tener déficit en algunos casos. Si el sistema universitario es capaz de producir ingenieros de Telecomunicación (y demás profesionales de las Tecnologías de la información y la comunicación, TIC) de gran calidad, aceptando que su número va a ser más reducido, nuestros profesionales serán muy demandados en este mundo cada vez más global. El desarrollo económico y empresarial pasa por la innovación permanente, por lo que los ingenieros TIC van a ser muy demandados por las empresas.

Asimismo, actualmente el desarrollo tecnológico es más rápido que la evolución de los planes de estudios y, seguramente, en el futuro este ritmo será mucho mayor. Una sólida enseñanza de base y el espíritu de formación continua en nuestra especialidad serán los factores clave para el desarrollo profesional del ingeniero del futuro.

Por otro lado, creo que el futuro obligará a los ingenieros a complementar sus conocimientos técnicos, con conocimientos de la aplicación de la tecnología al desarrollo empresarial y económico. Cuando se observan las actividades de los departamentos de tecnología aplicada, se puede ver que los departamentos que más destacan tienen una importante actividad de transferencia tecnológica y relación con la industria. Este espíritu de sensibilidad empresarial del ingeniero debe calar en los alumnos y mantenerse a lo largo de su trayectoria profesional.
Por último, y por lo que me parece entender de las tendencias universitarias actuales, la homogeneización de carreras a escala europea conllevará que las nuevas generaciones de ingenieros tengan que desarrollar su carrera laboral en distintos países, por lo que será muy recomendable que, ya en la universidad, los ingenieros se expongan a colaborar y hacer intercambios con universidades extranjeras.

¿Cómo crees que se puede solucionar el déficit de profesionales TIC?
En mi opinión, estamos en un momento de ajuste de mercado laboral, después de un periodo de gran oferta de profesionales y gran demanda del mercado.
Por otro lado, el profesional TIC no es solo el ingeniero, igual que en la construcción no solo hay arquitectos, sino también otros profesionales. La exigencia de las universidades a los ingenieros debe ser muy alta y, al mismo tiempo, se debe crear una oferta complementaria de estudios intermedios y enseñanzas eminentemente prácticas que cubran las necesidades completas del sector TIC. Se debe ofrecer la posibilidad de acceder al mercado laboral mucho antes, y que quienes tengan interés en formarse en carreras superiores tengan también la posibilidad de hacerlo en cualquier momento. Asimismo, la administración debe seguir invirtiendo esfuerzos en facilitar y exhortar el acceso de nuestros ingenieros a los mercados laborales y profesionales europeos, así como facilitar la movilidad de profesionales TIC extranjeros que deseen trabajar en nuestro país.