Cursos Relacionados

El profesional de Aeronáutica

Miguel Hermanns es profesor de Aeronáutica y también empresario

El profesional de Aeronáutica
"La formación que he recibido de ingeniero aeronáutico va más allá del mero aprendizaje de los conocimientos técnicos requeridos para ejercer la profesión."
Miguel Hermanns, madrileño de 33 años, es Doctor Ingeniero Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid. Actualmente trabaja como profesor y también es empresario.

¿Crees que la carrera te ha preparado suficientemente a la hora de lanzarte al mundo laboral?
En general, sí. La formación que he recibido de ingeniero aeronáutico va más allá del mero aprendizaje de los conocimientos técnicos requeridos para ejercer la profesión. Creo que la formación de un ingeniero incluye también, y personalmente es lo que más valoro, aprender a pensar como un ingeniero, a razonar las cosas y a saber buscar soluciones a los problemas por uno mismo. Creo que son aptitudes necesarias para el mundo laboral.

Por otro lado, también es cierto que los estudios de ingeniero aeronáutico son bastante teóricos, y en muchas ocasiones da la sensación de que están alejados de la realidad. En este sentido hubiera sido positivo complementar las clases de la carrera con pequeños proyectos de ingeniería, como pudieran ser diseñar y construir un avión de control remoto, un lanzador a escala, etc. Mi experiencia posterior a la carrera me ha enseñado que muchas cosas se aprenden mejor enfrentándose cara a cara con los problemas y buscando cómo aplicar la teoría aprendida.

¿Qué consideras que se valora de un titulado en Aeronáutica a la hora de encontrar trabajo?
Creo que se valora su capacidad de trabajar y de abordar, analizar y resolver dificultades de forma autónoma. Ese es el motivo por el cual podemos encontrar ingenieros aeronáuticos trabajando en sectores tan distintos al aeronáutico como pueden ser la banca, la consultoría, la política, etc. Estas mismas capacidades son las que hacen que los ingenieros aeronáuticos españoles sean muy valorados en las universidades de Estados Unidos para hacer doctorados.


Consejo a un futuro estudiante...

Le recomiendo no perder la ilusión y la curiosidad por las cosas. Alguien que vaya a comenzar la carrera debería enfocarla como una gran oportunidad para aprender y formar su mente.

¿Y a otro que esté a punto de acabarla?

A alguien a punto de terminarla, además de aconsejarle que no pierda la ilusión y la curiosidad por las cosas, también le animaría a enfocar su carrera profesional hacia lo que más le guste y le divierta, pues pasamos demasiadas horas en nuestros trabajos como para que encima a uno no le guste lo que está haciendo.

RADIOGRAFÍA

¿En qué consiste tu trabajo actual?
Actualmente compagino 2 trabajos, el de profesor de mecánica de fluidos en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid y el de empresario. Junto con otros 3 socios, he constituido una empresa de base tecnológica llamada IntelliGlass. Esta empresa ha desarrollado un novedoso sistema de acristalamientos para el sector de la construcción que permite ahorrar hasta un 70% en costes de climatización. Hemos completado el desarrollo del producto y ahora estamos introduciéndolo en el mercado. Aunque no tenga nada que ver con el sector aeronáutico, todos los días aplico los conocimientos adquiridos durante la carrera y me enfrento a problemas técnicos y no técnicos que deben resolverse de la mejor manera y en el menor tiempo posible.

Anteriormente me dediqué íntegramente a la investigación básica en la universidad. Sobre todo, en los campos de la combustión, la mecánica de fluidos y los métodos numéricos de alto orden.

Herramientas o materiales que utilizas en tu trabajo.
Aunque parezca mentira, creo que lo que más utilizo es el papel y el rotulador, seguidos del ordenador y el teléfono. Cuando tengo que resolver un problema técnico a menudo me ayuda hacer un esquema del mismo, plantear un modelo sencillo de su funcionamiento para tratar de entender lo que está sucediendo y buscar las soluciones. Es algo que, a mi modo de ver, no se puede hacer bien con un ordenador.

Condiciones de trabajo.

  • Entorno laboral
    Disfruto de autonomía a la hora de desarrollar mi trabajo, tanto de profesor como de empresario. Como profesor de universidad, se dispone de mucha libertad para decidir en qué se quiere investigar y trabajar, y eso es una ventaja fundamental a la hora de dedicarse al I+D. Además, el contacto diario con los alumnos es muy gratificante para mí y disfruto dando mis clases de mecánica de fluidos.
    Como empresario también dispongo de mucha libertad a la hora de desarrollar mi trabajo. Por suerte, todos los socios, empleados y becarios de IntelliGlass nos entendemos muy bien y estamos ilusionados con este proyecto empresarial conjunto.
  • Horario
    Lamentablemente una aventura empresarial requiere una dedicación bastante elevada, lo que hace que hablar de horarios no tenga mucho sentido. Hay que tener en cuenta que cuando se trata de la empresa de uno mismo, en la que ha invertido toda su ilusión y sus ahorros, trabajar deja de ser una obligación para convertirse en un reto personal para lograr avanzar paso a paso en los nuevos desarrollos. Se obtiene una gran motivación y satisfacción al ver cómo va tomando forma algo que al inicio no era más que una idea.
  • Salario
    Mi remuneración económica anual bruta oscila entre los 30.000 i 40.000 euros.