Cursos Relacionados

El estudiante de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

El estudiante de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte
Antes de lanzarse a hacer la carrera de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Carlos Montero pasó por las Fuerzas Armadas y la formación profesional.
+ Datos

Nombre y apellidos: Carlos Montero Prieto
Lugar de nacimiento: Cambados (Pontevedra)
Edad: 29 años
Formación:
3º de la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (LCCAFD) por la rama de Rendimiento Deportivo, en Pontevedra, Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte, Universidad de Vigo.

Ciclo formativo de grado superior en Informática Empresarial en el IES Francisco Asorey, Cambados.

Ciclo formativo de grado medio en curas auxiliares de enfermería impartido por el ejército español, en Madrid.

Ciclo formativo de grado superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas (TSAAFD) en el IES Carril, en Vilagarcía de Arousa.

¿Por qué elegiste esta titulación?

Principalmente, porque me gusta el deporte, su práctica, su estudio y el efecto que tiene sobre todos nosotros. Hasta el momento siempre había estado vinculado a este mundo, incluso en mi época militar, con las actividades deportivas (aunque con otro enfoque) y, cuando acabé el ciclo en Animación de Actividades Físicas y Deportivas, tuve claro que quería hacer la licenciatura, a pesar de las complicaciones que tiene hacer una carrera un poco mayor, en mi caso, a los 26 años.

¿Tenías claro que querías ir a la universidad?

En mi caso, podría contestar de 2 maneras a esta pregunta. En un principio, al terminar la formación profesional de segundo grado, no lo tenía nada claro, al contrario, pensaba que ir a la universidad no me serviría de nada y sólo perdería tiempo y dinero, ya que con los estudios que tenía encontraba trabajo, en algunos casos más fácilmente y cobrando más que algún licenciado. Además, pensé que para terminar trabajando de camarero o albañil (sin menospreciar a los sectores nombrados), como ya había hecho mientras estudiaba, no necesitaba estudiar tanto. Entonces decidí entrar en las Fuerzas Armadas, que me proporcionaron alguna que otra alegría y algún que otro disgusto. A pesar de todo, no me arrepiento de haber pasado ese período y muchos otros momentos, porque me sirvió para cambiar la orientación de mis objetivos y cursé el ciclo en Animación de Actividades Físicas y Deportivas, a partir del cual tuve claro que quería ir a la universidad. Este hecho cambió totalmente mi manera de pensar, porque, actualmente, aunque termine trabajando en otra cosa, sé que los conocimientos adquiridos en la universidad, las amistades, las fiestas y mis propias vivencias me enriquecen y me marcarán el resto de mi vida.

¿Qué está pareciendo lo que llevas de curso?

La verdad es que el 1r cuatrimestre fue muy ameno, quizás ahora empiezo a ver realmente las aplicaciones de todo lo que estudié los 2 años anteriores y también tengo claro las asignaturas que más me gustan, aunque también hay alguna que otra decepción, eso no lo puedo negar, pero aun así el esfuerzo merece la pena. Este 2º cuatrimestre, el más difícil de lo que llevamos de carrera, me parece un poco estresante, sobre todo por la carga horaria, de trabajos y por la dificultad del horario de tarde; además, algunos de nosotros escogimos cursar altos rendimientos, por lo que tenemos clase toda la mañana y la tarde, pero sigo pensando que vale la pena.

¿Qué hábitos o estrategias de estudio has cambiado o reorientado?

La verdad es que todos. Puedo decir que hasta que no comencé la universidad, e incluso durante los primeros años, era de los que estudiaba el día antes del examen, pero aquí es tal la carga de materia para estudiar que, si no lo llevas un poco al día y no estudias, es imposible asimilarlo todo salvo que utilices «apuntes de apoyo» durante el examen, lo cual te puede hacer aprobar pero darte muy pocos conocimientos. Aun así, me cuesta mucho estudiar, ya que pierdo la concentración con cierta facilidad.
Mi método de estudio es estudiar 50 minutos y descansar 10 minutos, estudiar otros 50 minutos y descansar 30 minutos, respetando las horas de las comidas y de sueño, ya que cuando dormía poco contestaba mal las preguntas del examen y eran cosas que sabía. De todos modos, creo que cada uno tiene que ir desarrollando y encontrando sus propios métodos de estudio, ya que no todos estudiamos igual, por ejemplo, yo sólo aprovecho 50 minutos, ya que si sigo estudiando me canso enseguida. Sin embargo, mi compañera de piso necesita estudiar una hora y media seguida y descansa unos 45 minutos. Ella es más constante y le va mejor que a mí.

¿Qué materias te gustan más?

Las materias que más me gustan son las de altos rendimientos, especialmente natación y remo, además, los profesores las imparten muy bien, aunque también son exigentes. También me gustan didáctica, acrobáticas, anatomía, fisiología del deporte, valoración del rendimiento deportivo y expresión corporal.

¿Y las que menos?

Y las asignaturas que menos me atraen son las de valoración funcional y teoría del entrenamiento, porque creo que se les debería dar otro enfoque. Tampoco me gusta la biomecánica, porque tengo una base nefasta de matemáticas.

Él también está estudiando...

Andrés Iniesta además de jugar en el F.C. Barcelona también estudia Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Desde tu punto de vista…

Los aspectos positivos de los estudios de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte son…
Lo más importante es, sobre todo, la gran diversidad de campos que tocas a lo largo de la carrera: deportes como la natación, remo, fútbol, aeróbic, gimnasia acrobática, gimnasia rítmica y muchos más, con sus planificaciones, entrenamientos, lesiones, recuperaciones… Danza, teatro, mimo, estudios humanos, biomecánica, anatomía, fisiología, etc. Estos aprendizajes terminan formándote como una persona íntegra en todos los sentidos.

Y los negativos…
El punto negativo más importante es lo poco que valora la sociedad a este colectivo. En algunos ámbitos, creen que nos dedicamos a jugar, se remiten al conocimiento mediático que tienen de ciertos aspectos relacionados, pero se les escapa lo más importante, por ejemplo, cuando escuchan que hay una asignatura de fútbol, no piensan que para poder entrenar a un equipo de fútbol en condiciones aceptables debes ser psicólogo, dietista, animador, sargento, árbitro, jugador, médico y conocer todas las normas de régimen interno que rigen el deporte, así como sus múltiples posibilidades para poder ofrecer la mayor diversidad posible a los futuros deportistas. En el ámbito de la educación (ahora mismo, en Galicia, al contrario de toda la Unión Europea, se intenta impartir una hora menos de educación física), lo que realmente hace un profesor de educación física o un futuro licenciado es educar sobre los hábitos de vida saludables y la práctica de ejercicio físico o deporte, la capacidad de expresarse, la tolerancia y el respeto hacia otras culturas, evitar el racismo y la violencia de género canalizando la agresividad y usando como vía de escape la práctica del ejercicio físico o el deporte…

¿Qué planes de futuro tienes?
Todavía no lo tengo claro, de momento estoy entrenando a un equipo de natación y trabajo en una de las empresas de deportes de aventura más importantes de Galicia, Turnauga. Si puedo seguir estudiando, me gustaría hacer el doctorado, aunque es un camino duro y largo.
También me gustaría hacer algún máster relacionado con las lesiones en el ámbito deportivo. Pero hasta el año que viene prefiero no hacer muchos planes; todo dependerá de cómo vayan saliendo las cosas.

Consejo a un futuro estudiante de...
Prepárate bien antes de entrar en la universidad, si no, después echarás en falta tus propias carencias, en mi caso, las matemáticas.
Cuando empieces, si llevas todo más o menos al día desde el principio, es relativamente sencillo aprobar con una buena nota y eso marca diferencias y da más opciones y facilidades; podrás obtener una beca, que sale más rentable que trabajar si no tienes más gastos que los de un estudiante sin muchas responsabilidades.