Cursos Relacionados

El estudiante de Sociología

Grado en Sociología

El estudiante de Sociología
"La titulación de Sociología me ha ido sorprendiendo con el paso de los cursos, de la misma manera que yo he ido "evolucionando", también la carrera ha cambiado desde 1º hasta el último curso."
Daniel Caballero Juliá, de 24 años y vecino de Albacete, está en 4º de la licenciatura en Sociología en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca.

¿Los estudios que estás haciendo son lo que te esperabas?
En primer lugar, para ser sincero, tengo que decir que la carrera no era, ni es, lo que esperaba porque, en mi caso, no sabía dónde me metía. Elegí sociología como 2ª opción y al final comencé mis clases en ella. Sin embargo, rompió todos mis esquemas, y me encontré con que me gustaba más que ninguna otra carrera.

En segundo lugar, en mi promoción se han ido introduciendo alguno de los cambios para los nuevos estudios de grado, con lo que hemos tenido asignaturas de todo tipo: algunas que nos sobresaturaban de trabajos, otras excesivamente teóricas y muchas que encontraban el equilibrio justo. No digo que unas fueran mejores que otras, muchas veces dependía más del orden que de la cantidad de trabajos que tuviésemos, pero sí he de decir que prefiero el trabajo práctico a la teoría “de memorieta”, que acabas olvidando tras hacer el examen.

Finalmente, debo decir que la carrera me ha ido sorprendiendo con el paso de los cursos, ya que al igual que yo he ido “evolucionando”, haciéndome más “sociólogo”, también la carrera ha cambiado desde 1º hasta el último curso, en el que estoy. No obstante, como pasa en todas las carreras, siempre hay asignaturas que te parecen más tediosas (o incluso inútiles), que has de hacer porque son obligatorias, o porque te equivocaste al elegirlas. Afortunadamente a mí me ha ocurrido pocas veces, encontrándome incluso que asignaturas que yo “sabía” que no me iban a gustar, acababan despertando mi curiosidad y saqué buenas notas en ellas.

PLAN DE ESTUDIOS

Aquí tienes una relación de asignaturas básicas y obligatorias de la titulación de Sociología:

  • Introducción a la Sociología
  • Historia Contemporánea
  • Fundamentos de la Ciencia Política
  • Técnicas de uso y búsqueda de la información
  • Técnicas de expresión oral y escrita
  • Psicología Social
  • Estructura y Cambio Social
  • Técnicas de Investigación Social Cualitativas
  • Antropología Social
  • Teoría de la Población

¿Qué aspectos positivos y negativos destacarías de estos estudios?
La carrera, tal y como yo la he estudiado, tiene algunos aspectos negativos, obviamente, que tienen que ver más con los procesos de cambio (que a veces crean incertidumbre y desconcierto) y con maneras tediosas de dar las clases en algunas asignaturas (especialmente las teóricas) , que con la estructura del plan de estudios. Bien es verdad que, a mi entender, existen huecos en dicho plan que, de alguna manera, espero que el grado solvente, aunque sé que no lo hará del todo. Obviamente, todo esto dependerá de los gustos académicos de cada uno, pues unos preferirán teoría y otros, práctica. Pero la Sociología es una ciencia que utiliza diversas técnicas y que está orientada especialmente a la investigación científica, y para ello necesita de más carga lectiva en ellas, sobre todo en las técnicas cualitativas, que son muy necesarias y muy poco estudiadas en esta carrera.
Negativo es también cuando a veces algunos profesores o profesoras no se toman en serio su profesión, o tratan de minar las bases de la sociología como ciencia. Pero eso, entiendo yo, no es un problema de esta carrera, sino que es perjudicial en todas aquellas en las que esto suceda.
Para mí tiene muchas cosas positivas, especialmente aquellas que tienen que ver con la amplitud que te permite la sociología en todos los ámbitos de la vida y del trabajo tras la carrera, y con la preparación técnica con la que un estudiante de Sociología de la Universidad de Salamanca sale, especialmente, si estas técnicas te gustan (no todo el mundo siente aprecio por las matemáticas y, especialmente, por la estadística).
Resulta también positiva la orientación de las clases hacia el debate y la participación entre profesores y alumnos, aunque me temo que esta experiencia en la universidad supone un choque frontal, teniendo en cuenta que hasta bachillerato apenas si se ha participado en público. De esta manera, un elemento positivo de la carrera puede, a veces (y de hecho ocurre), convertirse para algunos en algo muy negativo.


¿Qué planes de futuro tienes?

Cuando termine Sociología, tengo 2 metas primarias: la primera de ellas es realizar un máster con vista a poder hacer un doctorado. Y además, como muchos o todos de los que terminamos, encontrar un trabajo, a ser posible lo más relacionado con la sociología. Pues, como sabemos, la amplitud de la sociología es tal, que te permite trabajar en sitios tan dispares, que parece mentira que todos tengamos la misma formación de base.

Adicionalmente, me gustaría poder llevar a cabo diversas investigaciones que he podido iniciar en mis últimos años de carrera, y que espero que ayuden a mucha gente.
Y en último lugar, ya como sociólogo, me gustaría ayudar a impulsar la sociología que, estoy convencido, puede dar mucho de sí para solucionar muchos problemas de la sociedad (tanto personales, como políticos, económicos, etc.).


Consejo a un futuro estudiante...

A alguien que quisiera estudiar sociología le diría, antes que nada, que se lo piense muy bien. Hacer una carrera que luego no te gusta es quizás lo peor que puedes hacer en tu vida académica, profesional y laboral.

Después, si sigue interesado, le diría que esté concienciado de los aspectos positivos y negativos de la carrera que he comentado anteriormente, entendiendo que los positivos superan en mi opinión con mucho a los negativos. No es una carrera difícil, aunque requiere de mucho trabajo (hay que hacer trabajar a la mente).

En último lugar, le diría un par de cosas que están relacionadas: que tenga en cuenta que la sociología es una ciencia que todavía debe desarrollarse enormemente y que puede aprovecharse de ello para participar en ese impulso, con una gran amplitud de temas y ámbitos distintos en los que caben todos los gustos. La otra es que, debido a esa misma situación de la sociología, va a encontrar múltiples controversias y ataques a la credibilidad y naturaleza científica de la sociología. No obstante, le animo a que disfrute con una carrera que, estoy convencido, puede satisfacer a un gran número de personas que tengan ganas de abrir la mente (con ayuda de la perspectiva sociológica), entender qué ocurre en el mundo y tratar, de alguna manera, de cambiarlo.